Los mejores restaurantes en Chamartín, Madrid

Este artículo contiene mis reseñas foodies sobre los mejores restaurantes en Chamartín. Descubre donde comer en ese distrito de Madrid y todas las novedades foodie más interesantes en Chamartín.

Dogma, elegancia y la excelencia del producto

[Reseña de la visita en octubre 2019]

Hace unos días fui a cenar en Dogma, restaurante ubicado en Alberto Alcocer 43, entre Metro Cuzco y Colombia. En esta bonita zona del barrio Chamartín encontramos este restaurante que te sorprende ya por su decoración elegante y moderna, al mismo tiempo cálida y acogedora.

Inaugurado hace poco más de un año, Dogma -restaurante del Grupo El Pradal (el mismo de Noi)- apuesta por una cocina de mercado con una cuidada selección del mejor producto.

Cuando fui a cenar, Dogma acababa de estrenar carta otoñal con productos de temporada así que hemos podido disfrutar con alguna novedad del chef. La cena empieza con un aperitivo muy distinto a lo que puedes encontrarte en cualquier otro restaurante: unas minis hamburguesas de roast-beef acompañadas con hummus de garbanzos. Con las alcachofas en salsa romesco comprobamos la calidad de la materia prima. Exquisito el mero, así como los callos. Y entre las novedades de la carta de esta temporada, un espectacular lomito de venado, que viene marinado con frutos rojos. Broche final con la tarta de queso con helado de frambuesa.

Platos perfectamente ejecutados, servicio muy atento, buen ambiente y el ya mencionado producto de máxima calidad: todos esos elementos convierten la experiencia en Dogma muy recomendable para una cena especial.

Y Dogma es mucho más, porque cuenta con una bodega absolutamente interesante con unas cien referencias, y con una coctelería de alto nivel.

Aquí tenéis las Stories de mi cena, abajo las fotos y el mapa con la información práctica.

Burgerheim, hamburguesería de calidad (y de arte)

[Reseña de mi cena en octubre 2019] Desde Logroño a Pamplona… a Madrid. Este es el recorrido de Burgerheim (IG), que acaba de abrir en Madrid tras el éxito en el norte de España en los últimos cinco años.

El nuevo local, grande y distinto a una clásica hamburguesería, está en el barrio de Chamartín, en Plaza del Perú 1. El tema de la decoración y de la carta es el arte: los manteles, así como los nombres de las burgers, son guiños a celebres artistas, así que el restaurante se autodefine «El Museo Contemporáneo de la hamburguesa».

La carta es perfecta para una experiencia 100% disfrutona. Los entrantes («aperitivos») incluyen croquetas caseras de parmesano y cecina, nachos, tabla de quesos, huevos rotos… nosotros pedimos las lágrimas de pollo crujiente, muy ricas y acompañadas con salsa de miel mostaza y barbacoa. Casi todos los entrantes se pueden pedir también en media ración.

Las patatas fritas tienen un espacio a parte en la carta. Hay total oportunidad de personalizarlas, pues hay 5 sabores (desde las clásicas a las con alioli, a las bacon y queso), y -si queréis aún más- 9 distintas salsas. Son cortadas a mano y están ricas.

Vamos a las burgers, todas hechas a la parrilla: hay 13 en carta pero aquí también con mucho espacio para la personalización, porque por cada una tienes que elegir el tipo de carne y el tipo de pan, además de poder añadir y quitar ingredientes a gusto.

Merece la pena destacar las carnes de las hamburguesas (todas de 200 gramos): vaca premium, txuleta premium, black angus, cordero lechal, raza hispano-bretona, pollo y veggie. Nosotros probamos la txuleta premium, un excelente lomo de vaca gallega, y la black angus, y las dos estaban realmente buenísimas. 

Todo nos gustó mucho y la relación calidad-precio es muy buena. Tienen menú del día por 13,90 € e infantil por 8,50 €.

Aquí las Stories de mi cena para descubrir en detalle todo lo que comimos. Abajo más fotos y el mapa.

Deja un comentario