Carlos Oyarbide, absoluta excelencia en su restaurante de calle Villanueva

Hoy vamos a conocer mucho más que un restaurante: cenamos en Carlos Oyarbide (fotos e info) para realizar un viaje completo en la gastronomía española, por mano de uno sus grandes chefs.

El apellido Oyarbide representa toda una institución de Navarra: José, abuelo de Carlos, fue quien inició todo. La familia se ha ganado con los años su justo reconocimiento internacional. Carlos, sin perder de vista los valores familiares tan importantes como el respeto a la tradición y el producto, ha logrado combinarlos con su fantasía y creatividad.

El resultado de todo eso está en la larga carrera de Carlos Oyarbide, que desde el pueblo de Alsasua ha llegado a cocinar en reconocidos restaurantes en España. Desde hace dos años -tras su paso en Marbella- ha vuelto en Madrid y precisamente en la calle Villanueva (barrio de Salamanca) con su cocina de vanguardia constantemente vinculada a la tradición.

La experiencia en Carlos Oyarbide es completa y empieza paseando por su local: un espacio único, con luces tenues, obras de arte y elegancia en todos los detalles.

En nuestra comida he podido disfrutar mucho y comprobar la pasión de Carlos Oyarbide entre fogones. Él disfruta cocinando, ofreciendo el mejor producto y la mejor elaboración a las personas que visitan la que es su casa.

Empezamos con un aperitivo di chistorra y probamos una delicia única: la croqueta semifluida de leche de oveja. Textura, sabor… todo es perfecto.

Carlos Oyarbide es un artista y esto lo podéis apreciar mirando la foto (abajo) de su “Faisana, foie, pan papel“. Una pequeña obra de arte y -algo que es igualmente importante- un plato riquísimo.

Seguimos con “Boquerón encurtido, tomate ahumado“. Este plato es la prueba de la importancia de querer encontrar el producto de máxima calidad. Y, obviamente, cocinado perfectamente.

En el restaurante de Carlos Oyarbide, se va de los sabores más tradicionales a las combinaciones más atrevidas. Huevo, piel de bacalao y coppa: tres elementos que el chef consigue mezclar para un sorprendente resultado.

Toca al pescado y la carne y así disfrutamos con la merluza y con el cordero con setas. Dos platos de diez.

Nuestra comida perfecta termina con dos ricos postres: pantxineta y tarta de queso con helado de queso.

Mi conclusión es sencilla: todo el mundo tiene que reservar una mesa en calle Villanueva, 21. En Carlos Oyarbide se vive a la vez alta gastronomía, sencillez, elegancia. Sabores singulares creados por un chef único.

Las fotos del Restaurante Carlos Oyarbide

Sígueme en Instagram para más fotos “en directo” como esta

Carlos Oyarbide

  • Dirección: Calle de Villanueva, 21, 28001 Madrid
  • Metro:
  • Teléfono: 918 27 52 49
  • WebFacebookInstagram

Mapa

Deja un comentario