Así será la rehabilitada «Montaña de los Gatos» del Parque del Retiro

"Montaña de los Gatos" Parque de El Retiro. Foto: diario.madrid.es

¿Sabías que el Retiro tenía una montaña artificial? Es la conocida como la Montaña de los Gatos y en este artículo te contamos que la primera quincena de octubre empiezan las obras de recuperación después de 18 años inactiva.

Obras de rehabilitación de la «Montaña de los Gatos» del Retiro

La conocida como La Montaña de los Gatos, una montaña artificial con una bóveda interior en pleno Parque de El Retiro, volverá a abrir después de 18 años. Las obras de reforma de esta joya histórica del siglo XIX comenzarán la primera quincena de octubre. Tal y como ha informado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante en su visita de esta mañana (13 de septiembre de 2022) a la construcción, las obras cuentan con un un gasto plurianual de 2,6 millones de euros y con un plazo de ejecución de 7 meses.

En el plan de reforma se respetará la construcción original con las zonas de paso, cascadas y el tamaño de la bóveda (formada por una cúpula de 14 metros de diámetro y 11 metros de altura). Se renovará la iluminación y el sistema de riego.

Durante las operaciones de limpieza y reparación solo se sustituirán algunos elementos que fueron introducidos en la década de 1980 para garantizar el correcto funcionamiento de la edificación. Con el fin de ofrecer a la construcción las condiciones idóneas, se desmontará un casquete ejecutado en los años 60, se vaciará el interior de la peana del templete, se levantará el pavimento hasta alcanzar la bóveda, y se construirá bajo el solado una plataforma de cámara ventilada que permita integrar un sistema mecánico de extracción y control de la humedad interior.

Montaña Artificial del Retiro

Se trata de una joya del siglo XIX, construida por orden de Fernando VII que se había cerrado debido a una falta de seguridad de la infraestructura. Si no sabías de la existencia de esta montaña, seguro que no imaginas dónde ha estado ubicada todo este tiempo. Su parcela se extiende desde la esquina noreste de los Jardines del Buen Retiro, en la entrada de la Puerta de O’Donnell, hasta los parterres colindantes y la Casita del Pescador.

Una construcción que ocupa un terreno de tierra que comienza al cruzar la puerta y que da la bienvenida a los usuarios provenientes del exterior del parque, desde el que se percibe la vista más representativa de la montaña, con las extintas láminas de agua, la cascada y su abundante vegetación.