El Ayuntamiento pedirá que la Cuesta de Moyano se declare ‘Bien de Interés Patrimonial’

Foto: Vida de Madrid

La Cuesta de Moyano, (calle de Claudio de Moyano), cuenta con una serie de puestos para la venta de libros que pronto cumplirá 100 años. Hay 29 casetas cerradas que conviven desde hace años, aunque varias están cerradas, por lo que se ha abierto una propuesta para salvar la Cuesta de Moyano. Sigue leyendo este artículo para conocer toda la información.

100 años de la Cuesta de Moyano

La Cuesta de Moyano está asentada en los terrenos que pertenecieron al desaparecido Real Sitio del Buen Retiro, un conjunto de palacios, jardines y bosques realizado por el conde-duque de Olivares para el disfrute de Felipe IV. En 1774, Carlos III fundó un zoológico al que pertenecía el Real Jardín Botánico, el Gabinete de Historia Natural y el Real Observatorio Astronómico.

También, se usaba para la celebración de ferias, que duraban quince días, pero una de las ferias que sobrevivió a finales del siglo XIX fue la de Atocha, en la que se vendían libros y otros artículos. Los vendedores de Atocha se cambiaron frente al Jardín Botánico y en 1924 se fundo la feria del boquerón, porque los libros se vendían a quince céntimos, en la Cuesta de Moyano.

Fue en 1925, se abrió de forma permanente la feria fija del libro con 30 casetas hechas con madera de pino diseñados por el arquitecto municipal Luis Bellido con el objetivo de resolver a los vendedores que trabajaban sin regulación en la calle de Atocha.

Plan para salvar la Cuesta de Moyano

Tras el cierre de las casetas por la pandemia del Covid-19, los libreros de la Cuesta de Moyano han pedido ayuda para recuperarse. En apoyo a la Cuesta de Moyano, el Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid han dado a conocer un nuevo plan para que se celebre su primer centenario en su ubicación actual.

De acuerdo con información del ABC, se iniciará un expediente que solicitará a la Comunidad de Madrid declarar el lugar «Bien del interés patrimonial» por su valor y singularidad.