Así son las nuevas papeleras inteligentes y ‘antivandálicas’ de los parques de Madrid

    Foto: Ayuntamiento de Madrid

    El Ayuntamiento de Madrid sustituye 23.000 papeleras de los parques de la ciudad por otras accesibles, inteligentes y antivandálicas con el objetivo de mejorar su conservación.

    Nuevas papeleras antivandálicas

    Las papeleras y los contenedores son, cada vez más, objeto de vandalismo, siendo destrozadas, pintadas o incluso vaciadas en el suelo ensuciando el espacio público. Cada una de ellas, supone un coste de 70 euros a las arcas municipales, por lo que el Ayuntamiento de Madrid está instalando papeleras antivandálicas para ayudar en su conservación.

    A partir de ahora, las zonas verdes de Madrid contarán con papeleras más resistentes, de mayor calidad, accesibles y protegidas de la entrada de agua. Además, su material, el polietileno, evita la colocación de pegatinas y vandalismo. Son de color verde oscuro y de vaciado manual y seguro.

    En total, se sustituirán 23.000 papeleras durante los próximos meses. Desde el pasado mes de julio, ya se han habilitado 5.073 unidades en los parques de los distritos de Centro, Arganzuela, Retiro, Latina, San Blas-Canillejas, Moratalaz, Villa de Vallecas y Carabanchel. El resto se repartirán hasta alcanzar los 21 distritos.

    Sensor pionero en residuos

    Son muchas las diferencias que traen estas papeleras. Son las sustitutas perfectas de las tradicionales que, al ser basculantes, metálicas y perforadas, no evitan el vertido de líquidos. Además, su capacidad es de solo 36 litros, frente a los 50 de las nuevas.

    Otra de las grandes novedades de estas papeleras son los sensores inteligentes con los que cuentan para una optimización de la limpieza. El dispositivo mide la distancia a la que llegan los residuos con un láser infrarrojo que también monitoriza la temperatura de la papelera. Cuenta con un sistema de alarma que transmite avisos en el momento en que hay que vaciarla.

    Esta tecnología permite el envío de información de manera periódica sobre los niveles de llenado con hasta 16 lecturas diarias y emite dos paquetes de datos con la información recogida. Además, también detecta si los dispensadores de bolsas de excrementos caninos están vacíos.