El Paseo de la Castellana tendrá un carril bici de trece kilómetros

Carril bici Paseo de la Castellana
Foto: Ayuntamiento de Madrid

El carril bici que recorrerá el Paseo de la Castellana conectando Atocha con Plaza de Castilla empezará a construirse a finales de este mismo año. Constará de dos vías en ambos sentidos que sumarán un total de 13 kilómetros de recorrido. Su construcción empezará a finales de este mismo año y con él empezarán a cumplirse los Acuerdos de la Villa 2020. Sigue leyendo para descubrir toda la información referente al carril bici: por dónde circulará, qué medidas tendrá y qué modificaciones se tendrán que llevar a cabo.

Una vía ciclista en el corazón de Madrid

El carril bici del Paseo de la Castellana será una realidad próximamente. Asociaciones como “Pedalibre” o plataformas como “Carril Bici Castellana” verán cumplido su deseo de tener un carril bici en el Paseo de la Castellana.

Constará de dos vías de 6,5 kilómetros cada una, que sumarán un total de 13 kilómetros. Será segregado y continuo, además, a él se unirán el resto de carriles bici que ya recorren el centro de la ciudad. El carril tendrá dos metros de ancho y estará protegido entre las alineaciones de arbolado y los aparcamientos en batería de la vía lateral en la mayor parte de sus tramos.

Su recorrido unirá Atocha con Plaza Castilla y su primer tramo, desde Plaza de Castilla al puente de Raimundo Fernández Villaverde en Nuevos Ministerios, está previsto que empiece a construirse a finales de 2021, siendo de los seis tramos de los que constará la obra, el más largo, con un total de 4 kilómetros, dos en cada vía.

La construcción de este primer tramo se alargará durante un año y tiene un presupuesto total de 6 millones de euros. Las fases restantes se realizarán una vez terminado este primer tramo, a finales de 2022.

El proyecto incrementará ciclistas y disminuirá la contaminación

Según el Ayuntamiento de Madrid, la implantación de este carril-bici incrementará los viajes diarios en bicicleta en la ciudad hasta llegar a los 4.000 desplazamientos diarios, reduciendo en 1.400 los desplazamientos de motocicletas y automóviles, un 10% menos que en la actualidad.

Además, la reducción de los vehículos a motor por el eje de la Castellana trae consigo una reducción de más de un millón de kilómetros anuales de los vehículos a motor que circulan en el tramo donde se situará el carril-bici. Desde el Consistorio se estima que habrá una disminución de 187 toneladas de CO2 y 319.000 kilogramos de NOx (óxidos de nitrógeno).

Remodelación del Paseo de la Castellana

Como consecuencia del carril-bici, el Paseo de la Castellana se verá modificado ya que el espacio que se necesita para implantar la vía ciclista junto al paseo se obtendrá cambiando el aparcamiento en batería por su disposición en línea en la mayoría de los tramos. Ello implica eliminar 134 plazas de aparcamiento.

Así será el primer tramo del Carril-bici Castellana: