Recomendaciones y guía práctica para los vecinos tras la nevada en Madrid

    Foto: Vida de Madrid

    Recomendaciones y guía práctica para los vecinos tras la nevada en Madrid provocada por la borrasca Filomena. Hay acumulados hasta 30 centímetros de nieve en algunas calles de la capital.

    Recomendaciones y guía práctica para los vecinos tras la nevada en Madrid

    La borrasca Filomena ha descargado con fuerza en Madrid dejando hasta 30 centímetros nieve en algunas calles de la capital. En Vida de Madrid recopilamos las recomendaciones y guías prácticas de autoridades e instituciones oficiales para los vecinos tras la gran nevada.

    Desde el Ayuntamiento de Madrid recomiendan a los ciudadanos: no salir a calle salvo que sea imprescindible, no utilizar ascensores, tener el teléfono móvil cargado en todo momento, disponer de reservas de agua, conservar la temperatura en el interior de la vivienda, mantener los sistemas centrales de calefacción encendidos.

    Desde Protección Civil de Madrid han recomendado, que antes las previsibles heladas nocturnas se podrían congelar las tuberías, llenar las bañeras de agua para WC sanitarios, así como ollas y botellas para consumo y cocinar. También desde la Dirección General de Tráfico recomiendan no desplazarse en vehículo si no es inevitable, ya que se prevén placas de hielo.

    Ante la ausencia de conserjes o empresas asistentes, es muy importante la colaboración vecinal y la ayuda a aquellos vecinos con problemas de movilidad. Para ello desde el consistorio madrileño hacen un llamamiento con una serie recomendaciones:

    Accesos peatonales: los pies mojados pueden generar caídas, mantened el pavimento limpio o colocad elementos que eviten este tipos de accidentes. Realizad caminos de acceso en las zonas exteriores de los edificios.

    Acceso de vehículos: las salidas y accesos de garajes que se encuentren en rampa deberán limpiarse, para facilitar el tránsito de vehículos.

    Armario de contadores: ha de estar aislado y con la puerta cerrada.

    Guía práctica para mejorar la situación de los edificios y las viviendas

    En cuanto a los edificios y viviendas, también desde el Ayuntamiento de Madrid han elaborado una guía práctica para mejorar la situación:

    Daños estructurales: El envejecimiento de los materiales puede causar problemas estructurales. Por eso, es importante vigilar cualquier tipo de grieta que pueda aparecer estos días y, en ese caso, consultar con un técnico especialista que evalúe la situación.

    Fachadas y elementos exteriores: La acumulación de mucha nieve en equipos de aire acondicionado, jardineras, toldos desplegados, antenas parabólicas, barandillas y demás elementos que sobresalen de las fachadas podría provocar el desprendimiento de esos elementos si no están bien anclados. Por eso, se recomienda retirar la nieve almacenada en los mismos y que les provoca el sobrepeso antes de que se convierta en hielo.

    Cubiertas: En el caso de las cubiertas inclinadas, suelen estar preparadas para soportar la carga de la nevada. Los problemas pueden derivarse de canalones en mal estado o del movimiento de las tejas. En cualquier caso, no se debe realizar acción alguna hasta que se pueda acceder a la cubierta con toda seguridad. En el caso de las cubiertas planas, se habrá acumulado gran cantidad de nieve. Es conveniente, mientras que la nieve esté blanda y pueda manipularse con seguridad, que se retire de los sumideros existentes para que trague bien el agua del deshielo los próximos días.

    Jardines y zonas exteriores: Hay que tener especial cuidado en las zonas en las que haya arbolado por el desprendimiento de ramas. Es importante evitar el paso por debajo de los árboles y, si es posible, señalizar un camino o las zonas peligrosas.