Sala de despiece, cena en el emblemático local #Ponzaning que no para de sorprender

Hoy vamos a cenar a Sala de despiece (fotos e info), uno de los locales más celebres de Madrid, debido a su originalidad y a su emblemática presencia en la calle Ponzano.

Sala de despiece es, por cierto, uno de los símbolos de #Ponzaning, con características importantes para gustar a aquellos que vienen por aquí en búsqueda de conceptos interesantes, buenos productos y ambiente de nivel muy alto.

El local es inconfundible por su decoración, ya desde fuera. La experiencia Sala de despiece empieza así, en un local diferente, que no se parece a ningún otro restaurante.

Mientras tomamos la primera copa de vino y comemos patatas fritas de aperitivo desde su bolsita, el camarero nos trae y nos explica la carta. Todo está escrito a mano: la carta es un listado de todos los platos a disposición del momento (varia según temporada). La primera columna, “sección”, te explica si el plato es de verduras (V), pescado (P), marisco (M), huevos (H), carne (C), charcutería (CHA), queso (Q), postre (POS). Las otras columnas explican la procedencia de los productos, el tipo de elaboración, los ingredientes complementarios, la cantidad de la ración (unidades o peso) y el precio.

Nosotros empezamos con una “V”, la alcachofa (de Alicante) frita, un plato donde todos los sabores – como la stracciatella – tienen un perfecto equilibrio.

Seguimos con uno de los platos estrella de Sala de despiece: el chuletón genital. En su súper original presentación, el plato viene terminado por el camarero en nuestro sitio. Se come todo junto en un bocado. Qué rico! Es evidente que platos así pueden triunfar solo si el producto es de máxima calidad, y eso es el caso!

Seguimos con otro plato que tiene su propia preparación en presencia de los comensales: el “Rolex 1”, un bocato de panceta, foie, trufa, yema. Otro acierto!

Ahora otro clásico de Sala de despiece: el lomo de vaca “trufa coreana”. Aquí también la preparación se termina en barra, y en ese caso la misma cocción de la carne se hace en el momento, para que el cliente lo pueda disfrutar. Una vez hecha, la carne se pone en la hoja de ensalada y así se come.

Terminamos con tres postres: el flan de dulce de leche (muy rico!) que hemos abinado a la caja de frutas del bosque (bonita para verla, quizás cara por lo que es); y otra originalidad, el helado con cerveza Guinness!

La experiencia Sala de despiece no defrauda. No se puede reservar así que tenéis que dejar vuestro nombre a la puerta y ser pacientes… el sitio es pequeño y está siempre (¡pero siempre!) lleno, y cuando comeréis ahí entenderéis porque!

Las fotos de Sala de despiece

Sígueme en Instagram para más fotos “en directo” como esta

Sala de despiece

  • Dirección: Calle de Ponzano, 11, 28010 Madrid
  • Metro: Alonso Cano o Iglesia
  • Teléfono: 917 52 61 06
  • WebFacebookInstagram

Mapa

Deja un comentario