La Gastro de Chema Soler: croquetas y mucho más para una cena perfecta en Malasaña

Hoy toca ir a Malasaña, barrio lleno de vida y locales: vamos a cenar en La Gastro de Chema Soler (fotos e info), en calle Barco (a escasos pasos de Gran Vía).

La Gastro es la evolución de “La Gastro Croquetería”, el primer proyecto del joven chef valenciano Chema Soler. Su propuesta de croquetas “deluxe” ha triunfado en su precedente ubicación de calle Segovia y en el local de calle Barco, que ahora se ha renovado quitando de su nombre “croquetería”. Las croquetas siguen siendo un signo distintivo de la cocina de Chema pero ahora su propuesta gastronómica es aún más completa.

Ya os adelanto que hablo de uno de los mejores restaurantes de la zona. El local es bonito con su nueva decoración y mobiliario. ¿Y la carta? ¡Vamos al lío!

Es muy difícil elegir, la carta tiene muchos platos -ideales para compartir- y todos llaman la atención por que son reinterpretaciones de platos españoles e internacionales. Mezclar distintos sabores y países es el trato distintivo de La Gastro. ¿Unos ejemplos? La ensalada de langostinos en tempura viene con aliño tailandés picante; la ensaladilla rusa tiene espuma de mayonesa, atún rojo ahumado y huevas de trucha; el tartar de corvina salvaje a la bilbaína está completado con crema de queso y tomate seco.

Nosotros apostamos -como entrante- por el tataki de atún rojo. El atún está riquísimo pero lo que más sorprende es la mezcla entre la cocina oriental y la mediterránea: sí, por que a la base del plato está una escalibada. Perfecta unión de sabores entre el pescado y el pimiento.

Nuestra cena no puede no seguir sin saborear unas croquetas, que siguen teniendo su propio apartado en la carta. Hay de cinco estilos. Nosotros pedimos las de setas y las de sepia. Mucho más que ricas croquetas: las de setas, con un irresistible sabor a trufa, se completan con un velo de tocino; las de sepia están cubiertas con su tinta gratinada. Cada ración tiene cuatro croquetas y -además de estar riquísimas- la presentación es muy bonita.

Los segundos en La Gastro sorprenden ya solo leyéndolos en la carta: sushi anchoa; tarta de mejillón y gambas gratinado con Kimuchi; turrón de foie; albóndigas en guisito de curri rojo acompañado de arroz de sushi. Casi todo busca un punto de unión entre oriente y Europa. Nuestra apuesta es la Japo-Coca de pulpo a gallega: ¡muy buena! Sin duda una manera diferente de comer un plato tan emblemático de la cocina española.

La carta de postres nos da seis opciones: la que nos conquista es -otra vez- la donde la croqueta es protagonista. Sí, Chema nos sorprende con unas croquetitas de magdalena acompañadas con una foundue de chocolate. Un dulce broche de oro para terminar una cena perfecta en Malasaña.

Ninguna duda que repetiré y visitaré también el nuevo local de Chema Soler: La Gastro Salvaje, en calle Ponzano, con una propuesta de cocina mexicana-asiática callejera.

Las fotos de La Gastro

Sígueme en Instagram para más fotos “en directo” como esta

La Gastro de Chema Soler

Mapa

Black Friday 2016 Madrid

Deja un comentario